domingo, 12 de diciembre de 2010

WIKILEAKS, BLOGS Y ANÓNIMOS

Siempre le estoy dando vueltas a lo que escribo en internet; me planteo si será claro, si quedará clara la diferencia entre lo que pienso y lo que cuento, si tendrán razón algunos anónimos o si debería de poner un filtro y el que quiera escribir tonterías que lo haga en su propio blog, pero al final dejo todo como está y sigo pensando cuanto se ganaría con unos blogeros más conscientes de lo que supone internet en nuestra sociedad.
Podría hablar de la importancia de la prensa digital y de la forma en que le está ganado la partida a la prensa tradicional, podría comentar lo importante que me parece en algunas situaciones facebook y lo divertido que resulta siempre, podría comentar lo interesante que resultan el fenómeno chat a la hora de relacionarse con desconocidos, pero hoy quiero comentar lo que suponen los blogs personales y su capacidad de informar.
El primer análisis es el que me lleva a dividir los blogs entre aquellos que hablan de temas generales y los que se centran en su entorno más cercano, está claro que los primeros tienen la capacidad de llegar a un público mucho más amplio y que su número es mucho mayor; ahí podremos encontrar a reconocidos escritores, políticos, o personajes públicos de todo tipo junto con personas que, en no pocas ocasiones, tienen una visión mucho más clara de la realidad que aquellos. Por otra parte cuanto más restringida sea la temática de un blog, ya sea porque se refiere a una zona geográfica o a un tema muy concreto,  tienen un interés mayor si cabe por la cercanía del que escribe con lo que cuenta.
Pero lo que de interesante tiene se ve compensado por su lado más negativo; mientras que un blog de temas generales, sobre los que se tiene abundante información en la red, corre el riesgo de ser rápidamente cuestionado y valorado por comparación no tiene porque suceder así en esos otros blogs ya que a más concreción en el tema o en el lugar más difícil contrastar lo que se dice.
Quiero hacer aquí una pausa para comentar un tema paralelo pero que afecta a lo que cuento; en la franja de edad que comienza en los 35 / 40 podemos encontrar desde expertos en informática hasta personas que conocieron internet  cuando tuvieron que comprar un ordenador a sus hijos, esto no es ni malo ni bueno es la realidad sin más pero ¿en que afecta al mundo de los blogs o de la red en general?; hasta que llego internet a ninguna persona de esa franja de edad  que menciono se le hubiera ocurrido publicar un libro, periódico o fanzine sin unos conocimientos previos y, sobretodo, sin estar seguro de lo que quería hacer. Contar y divulgar.
Y aquí vuelvo a retomar el tema que me ocupa; lo bueno que tiene la red y sus recursos es que democratiza las posibilidades de expresión de todos, lo hace hasta el punto de que una persona sin conocimientos previos puede en media hora aprender a confeccionar un blog y comenzar a publicar artículos de forma anónima sin que tengan más regulación que la del autor… con todo lo que eso conlleva. Uno de mis caballos de batalla en esto de los blogs es el tema del anonimato; al tiempo que pienso que  no tiene porque resultar un problema en el caso de los anónimos, siempre que el responsable del blog los revise un par de veces al día y elimine los que puedan ser problemáticos, no sucede lo mismo con el autor. En una comida de hace unos días en la que compartí mesa con amigos  con mucha experiencia en medios de comunicación surgió el debate sobre si se deben de poner filtros previos en los blogs para evitar los anónimos que insultan a personajes públicos; otros y yo sosteníamos la idea de que no se debe de hacer un filtro previo ya que es una suerte de censura encubierta porque nunca sabremos si solo se cortan los mensajes insultantes o se eliminan algunos más y siempre se pueden borrar los mensajes ofensivos en cuanto se detectan; otras personas creen que se debe de establecer esa regulación previa para evitar que las ofensas lleguen a publicarse y no consideran que los políticos tengan que aguantar más insultos u ofensas que el resto de los mortales por el simple hecho de estar en un puesto público.
Dejo al lector que encuentre su propia opinión sobre el tema pero para mi la solución intermedia pasa por permitir los anónimos y conocer a los autores de los blogs; en esa misma comida surgió el tema de wikileaks y el anonimato de las fuentes y ahí también está la respuesta al debate, esa página tiene una cara visible, ahora encarcelada injustamente a mi modo de ver, que es la que asume la responsabilidad de lo que se hace, pero ¿Quién se responsabiliza de lo que se escribe en un blog anónimo? ¿Cómo se yo si el que me está contando algo cuenta con mi confianza? ¿Cómo se si sus fuentes pueden ser fiables o lo que le dicen son conversaciones de bar que unas veces aciertan y otra fallan más que una escopeta de feria? ¿Quién borra una entrada en la que se insulta o se falsea la realidad?; el que en esa franja de edad encontremos todo tipo de usuarios nos lleva también a que tras los blogs anónimos haya todo tipo de personas escribiendo de todo y eso es bueno… siempre que sepamos quienes son para situarlos en el sitio que les corresponde.
No he querido mencionar ejemplos de todo esto ya que eso desvirtuaría el debate que considero muy importante, por ese mismo motivo esta entrada es en este blog;  es evidente que en el entorno en el que me muevo hay casos a los que el debate ni les gustará ni les interesará pero aun así les invito a responder a las preguntas que planeo y a convencerme de sus puntos de vista con argumentos.

Y como aquí siempre pongo música... hoy también


6 comentarios:

marta dijo...

bos días!
estou de acordo con que poñer filtros ós comentarios é un xeito de censura.... e iso que no meu blog "os mentirosos..." teño filtro. mais é o único caso no que poño filtro, e o ánimo que me levou a poñelo non foi o da censura, senon a necesidade de "saber con quen falo", é dicir, de limitar o anonimato... Para escribir neste blog do que falo é preciso estar rexistrado, e podería escribir alguén que se rexistre cun alcume ou cun nome falso ou... pero alomenos unha sempre sabería que se está dirixindo a "ese alguén" que vai tomando forma ó longo de distintos comentarios.... Non deixan de ser anónimos, pero sono "un pouco menos"
o "outro anónimo" pódese tomar a liberdade de insultar, de mentir, de inventarse historias.... e de ser unha persoa diferente en cada comentario según lle conveña (e niso tamén terás algunha experiencia nos teus blogs....)
logo está outro problema do que falas (a brecha dixital), que tamén intervén no asunto anterior....sei que limitando os comentarios podo ter un certo control sobre os que non aportan máis que insultos, pero limito tamén os daquelas outras persoas que (falo do blog dos "mentirosos...") non están rexistradas porque non empregan internet habitualmente ou non se saben rexistrar.... sei que o meu grupo de lectores é mooooi limitado (un tema mooooi concreto), así que a balanza se inclinou máis pola loita contra o anonimato....

en canto á wikileaks.... penso que hai unha diferencia bastante grande con respecto ós blogs máis persoais, máis concretos, de opinión máis que de "información"....
é certo que o anonimato segue dando certa ventaxe e permite "mentir" no que se di (aquí máis que a "morte ó anonimato" poderían esixirse probas), pero tamén o é que o alcance das novas é moi superior, e as consecuencias moito máis grandes (sobre o perigosa que poden chegar a ser a información, a desinformación e a manipulación das mesmas sabemos todos...)
se vivísemos nun "mundo perfecto" poderíamos dicir que as wikis, e as web 2.0 en xeral son un exemplo de democracia no que todos somos (libres) e nos facemos responsables do que dicimos.... pero este mundo é como é....

. dijo...

gracias por comentar Marta,non pensara en concreto no filtro do teu blog que, penso eu, esta a camiño entre as duas opcións xa que en realidade non filtras so esixes unha identificación; é algo así como a diferencia entre un club no que se reserva o dereito de admisión que queda a expensas do porteiro e un no que pode entrar todo o mundo sempre que teña un carnet que ademáis e gratuito, vamos que non hai excusa para non escribir si se quere e incluso para manter un certo anónimato.
Non quería comparar wikileaks cos blogs, so quería explicar que a web que máis traballa con fontes anónimas ten tamén unha cara visible que creo que é moi importante, no teu caso ou no meu poderán, por exemplo, dicir de nos un montón de cousas pero non creo que nunca nos achaquen ser de dereitas pero ¿sucede o mesmo con blogs anónimos? creo que ese e un pouco o debate que quero abrir.

Sean MacGregor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marta dijo...

que non nos achaquen ser de dereitas non quere dicir que non nos achaquen outras etiquetas (erróneas,incompletas,inventadas,....) jajajajajja
cando un blog é completamente anónimo, é dicir, que se descoñece a identidade dos que comentan pero sobre todo a de quen o manexa (quen o abre, quen decide sobre como se comenta, quen o pecha) pasa a acontecer o mesmo que comentaba sobre os "opinadores anónimos": que hoxe pode ser de esquerdas e mañá de dereitas, que pode mentir "con deliberación e alevosía", que realmente non se fai responsable de nada.....

Sean MacGregor dijo...

Hola,
el espectacular desarrollo de las nuevas tecnologías es sin duda alguna un puntal para la democratización de las sociedades (es mucho más fácil demostrarlo al revés: cada vez les es más difícil controlarlo a los gobiernos chino y cubano).

Creo, sin embargo, que a las sociedades con libertad de expresión nos falta un paso para asumirla. De hecho creo que cojeamos de tres patas:
1. Nadie va a matar a nadie por tener una opinión diferente.
2. Responsabilidad de lo que decimos.
3. No pasa nada si alguien opina diferente, no tiene porque ser un ataque.

Vamos, que si lo que quiero es insultar o acusar a alguien, pues claro que tengo miedo de las respuestas. Pero la pregunta es por qué tengo que insultar a nadie. Y respecto a las acusaciones la mayoría delas veces con lo que te encuentras es con acusaciones veladas al estilo "si dijera todo lo que se la que se iba a armar, por eso me escondo detrás de un anónimo, tiro la piedra y escondo la mano".
Eso sí, que nadie me lleve la contraria.
Falta mucho por andar en esto de las opiniones.

No creo en los filtros, en todo caso en los autoimpuestos (yo decido no leer determinados blogs o medios de comunicación) o los que simplemente, como expone Marta, obligan a identificarse, aunque sea con un alias para poder saber quien es cada anónimo en sus respectivos comentarios y contrarespuestas.
De todas formas creo que para dar opiniones personales es mejor identificarse personalmente, Cualquiera puede opinar como Sean MacGregor, Javier Hermida solo hay uno.

Manel, en tu blog ya he escrito alguna vez que no entiendo la acumulación de anónimos contradictorios (y en muchos casos vacíos de contenido), que se acumulan y acaban siendo conversaciones absurdas y en muchos casos exclusivamente para faltar al respeto.

El caso Wikileaks es curiosísimo, porque no se esconden, por lo menos hay una cabeza visible que se responsabiliza de los actos de la organización. Y sabía lo que le iba a pasar.

un saludo

Javier

. dijo...

gracias Javier, tenemos n café pendiente :))