sábado, 16 de octubre de 2010

PROHIBIR LO INVISIBLE

Llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de volver a escribir en mis blogs y creo que he encontrado un buen motivo para hacerlo.
Cuando me dijeron que el arzobispado había emitido un comunicado protestando por un artículo publicado en Galicia Hoxe me entraron ganas de leerlo, cuando vi que lo habían retirado de la web las ganas, como no podía ser de otra forma, aumentaron y cuando comprobé que ni en la cache de google se podía encontrar ya sabía que no pararía hasta leerlo. Que la iglesia no lleva lo de las críticas muy bien es sabido de todos, desde que hace cientos de años decidieron ignorar lo de los mercaderes en el templo y otras buenas doctrinas de Jesús llevan mal que se les recuerden sus hipocresías; pero la libertad de expresión, el periodismo de opinión, la crítica razonada son logros del mundo en que vivimos que el arzobispado de Santiago tendrá que aceptar. Lo más curioso, y de ahí el título de esta entrada, es que cuando salí a buscar el periódico tuve que pasar por varios sitios y dos bibliotecas hasta poder encontrar el periódico en cuestión y aun en la biblioteca me hicieron firmar un papel para poder consultarlo.
Reconozco que Fran se podía haber ahorrado la fotografía, la línea que separa la crítica de la burla es muy fina y mientras que a la primera se la defienda de la segunda es conveniente escapar; aunque el arzobispado o el periódico no quieran yo creo que son los lectores los que deben de juzgar así que ahí os dejo el artículo y un enlace para descargarlo.

descargar desde google docs

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Manel, tes que seguir publicando. Creo que hai moitos coma min que te botamos de menos, aínda que non te sigamos no día a día.

. dijo...

muchisimas gracias, no te puedes imaginar lo que suponen para mi mensajes como el tuyo lo que ocurre es que las circunstancias personales a veces nos condicionan mucho.
Espero volver a escribir y gracias de nuevo.

Sean MacGregor dijo...

EPA! Hacía que no se te leía por aquí. Suscribo lo dicho por el primer comentario, se te echa de menos.
un saludo.