miércoles, 1 de julio de 2009

Fidegua

Hace como 25 años que me paso de vez en cuando por una cafetería situada en Santiago, San Pedro de Mezonzo 3 – cerca de la plaza Roja; se llamaba Etcétera y después de una temporada cerrada goza de una nueva juventud con el nombre de Leal; os cuento esto por que ese local forma parte de mis recuerdos y es un placer ver que tiene un nuevo dueño que lo cuida y lo mima además de ponerlo acorde con los tiempos que vivimos. Ayer me volvieron a sorprender con su cocina pero ya me estoy acostumbrando a que cada cosa que sale del laboratorio de María y que Fran te sirve con un cuidado exquisito sea un disfrute para el paladar; os dejo pruebas fotográficas de lo que digo aunque no le hagan justicia. Ayer fue fidegua pero también hubo raviolis, sardinas con pimientos del piquillo o solomillo con mostaza de Dijon; si tenéis un momento pasaros y pedir el menú del día, no os decepcionará; si además os gusta el vino encontrareis una buena bodega y por si todo esto fuera poco ¡no hay televisión¡ , lo dicho una segunda juventud para uno de los locales de Santiago a los que les tengo más cariño.


4 comentarios:

Il Venturetto dijo...

Cuando era pequeño la canción de "Con las manos en la masa" me ponía de los nervios (sin razón ni motivo aparente), y ahora sin embargo me ha entrado morriña.
Qué cosas...

Manel Pardo dijo...

jajajaja¡ a mi también me pasa.
Un saludo

Lucía dijo...

Uy qué hambre, qué hambre...

Pues nunca comí allí, pero habrá que probar...

Sean MacGregor dijo...

Jo... esa canción... lo que es el condicionamiento, es oirla y dar por hecho que acabó la programación infantil. (Y esa voz de Sabina).

Tomo nota del sitio, que en esto de las asociaciones a veces tienes que llevar a alguien a comer a algun sitio decente sin dejarte un dinera.