viernes, 23 de septiembre de 2011

UN GRUPO DE COMUNICACIÓN

Desde hace tiempo le doy vueltaS a como reconvertir este blog (fue el primero y por eso le tengo un cariño especial) en un lugar que recoja todas mis experiencias en la red y eso es lo que acabo de hacer. h

Hoy en día cualquiera puede tener un periódico, una radio o una televisión a poco que se maneje en las nuevas tecnologías y creo que estamos entrando en un momento en el que pesará más la creatividad y originalidad que la perfección siempre y cuando se mantengan unos mínimos. Aquí podéis ver ejemplos de un periódico que se actualiza a diario, una radio musical enlatada y un canal de video; si pensáis en actualizaciones diarias en todos esos soportes os encontraréis con un grupo de comunicación al completo, olvidemos el tamaño o el que los contenidos gusten más o menos y veremos que, para tenerlo, la base es sencilla y solo requiere trabajo.

Si aumentamos recursos económicos, de personal y de material es evidente que la competencia con los grupos tradicionales se lleva al terreno de los contenidos y de la capacidad de “gustar”. Imaginemos 4 universitarios que se reparten los roles: prensa, radio, video, marketing y comunicación; comienzan a trabajar en su tiempo libre sobre la base de una ciudad de 100.000 habitantes, buscan historias y las cuentas mientras que el de marketing lo publicita adecuadamente con carteles y visitas a los comerciantes; consiguen, gracias a su originalidad, 20 clientes dispuestos a apoyarlos con 100 euros al mes… es un punto de partida en una sociedad que esta dejando que los periodistas se vayan al paro, creo que el futuro de todos los despedidos de los medios tradicionales pasa por el cooperativismo y competir con aquellos que los despidieron en la red. Estos cambios pueden ser el primer paso para un cambio real en el periodismo de este país.

Esto es solo un ejercicio de imaginación pero si tenéis una tienda y en alguna ocasión pasa un jovenzuelo contándoos algo parecido… escucharlo por favor.

9 comentarios:

Santi dijo...

20 clientes a 100 euros son 2000 euros, de los que hay que descontar gastos de materiales, servidores, cartelería, impuestos por actividades económicas, etc... Al mes quedan 700 euros a repartir entre cuatro: 160 euros. Inviable. Sin un plan bueno, mejor no empezar.

. dijo...

creo que en algun lado puse que esto era imaginar por imaginar; es eviodente que con 160 euros no se vive pero también queda claro que hablamos de gente que acaba de salir de la facultad y que lo hace en horas libres como fórmula para experimentar y aprender cubriendo un hueco de información que no existe; muchos de los que hoy tienen empresa propia o viven del cine o de la tv comenzaron editando sus propios fancines.
Por supuesto si se prefiere estar en la lista del paro o esperar que la cosa mejore y alguien los contrate se puede hacer pero a mi me parece que o cambiamos la mentalidad o este pais no avanza ni de coña.

. dijo...

Se me olvidaba, todo lo que aqui ves se puede hacer desde un portatil con una conexión wifi gratuita. De los 3 solo uno necesitaría estar dado de alta en autónomos que son 250 euros al mes y creo más en el puerta a puerta que en la cartelería. :))

Santi dijo...

El puerta a puerta también tiene gastos de desplazamiento, teléfono, tiempo, dietas etc.; el wifi no siempre es gratis cuando lo necesitas; el ordenador hay que comprarlo (arreglarlo cuando se estropea)y tener el software que precisas; las inversiones son múltiples y pequeñas pero todas suman y ninguna empresa confía en alguien que hace su trabajo en los bares...además, los estudiantes que estudien y no copen nichos de mercado que precisamos los que ya no estudiamos, si estudias no tienes porque estar en el paro, tu trabajo es estudiar que para eso la educación universitaria está subvencionada (con la que está cayendo no sé cuanto tiempo más, pero ahora si). Hay una diferencia entre ser emprendedor y hacer castillos en el aire, la misma que hay entre el realismo con ilusión, y la ilusión sin realismo. Un abrazo.

Santi dijo...

Y a esas costillas les falta un toque de gratén para dorarlas un poco!!

. dijo...

es una discusión bastante más comleja que cuatro frases en unos comentarios; yo prefiero quedarme con la idea que apuntaba antes de un fancine, muchos de los que hoy son referentes empezaron haciendo cosas a boligrafo y fotocopiando, o con cámaras de segunda mano y mucha ilusión.
Entiendo que los que estudian no deberían copar nichos de mercado y dedicarse a los estudios... pero esa es una visión del siglo pasado, hoy el que solo estudie y no haga nada más a partir de cierto momento se quedará desfasado.
En todo caso respeto mucho y valoro muchisimo tu visión de las cosas, es esa crítica la que da el equilibrio a las ideas y convierte en proyectos razonados las ilusiones.
Un saludo

. dijo...

se yo de un cochinillo que no se gratinó y estaba de p... madre :)

Santi dijo...

"muchos de los que hoy son referentes empezaron haciendo cosas a boligrafo y fotocopiando, o con cámaras de segunda mano y mucha ilusión." Eso si que es del siglo pasado. El aficionado tiene su hueco en la sociedad, pero no en el mercado. De la misma manera en Internet el uso del software gratuíto y de las plantillas está bien a nivel aficionado y popular pero nunca será una opción mediáticamente competitiva.

. dijo...

pues también depende, una de las appi que más se usan ahora, facebook connect, es gratuita y cedida por la propia gente de facebook. Google facilita todo tipo de herramientas gratuitas (docs, analitycs, feed burner, etc) usada por muchos profesionales.
Usar soft gratuito no es necesariamente ser aficionado, tenemos que empezar a redefinir muchos conceptos.